Evaluación: “Los 33”

Parece que ‘Los 33’ llega un poco tarde. Han pasado cinco años desde que la mina de San José en Chile colapsó sobre 33 mineros (32 de ellos chilenos y uno boliviano) volviendo el evento en el desastre minero más importante de la década, y probablemente el más resonado de la historia. El mundo entero puso sus ojos sobre las labores de rescate y las historias personales de los mineros. Así que un filme que llega media década después se siente un poco tarde. Pero la narrativa, los actores y el guión de ‘Los 33’ hace sentir la historia más cercana y humana.

‘Los 33’ es una producción chilena-estadounidense que se filmó tanto en Chile como en Colombia. Todo lo relacionado al interior de la mina se grabó en Nemocón (Colombia) y las escenas en exteriores fueron en Copiapó (Chile), el lugar del accidente. Con un elenco que incluye a Antonio Banderas, Rodrigo Santoro, Juan Pablo Raba y Bob Gunton, ‘Los 33’ quiere revivir un drama de más de 70 días en poco menos de dos horas. ¿Logra condensar los elementos necesarios?

El ritmo del drama real

los 33

El mayor peligro narrativo que enfrenta un filme basado en un desastre real es caer en empujar el dramatismo al limite, solo para generar tristeza forzada en la audiencia. Películas como ‘Lo imposible’ caen en ese problema. Pero ‘Los 33’ definitivamente sabe esquivar eso, mezclando el buen desarrollo de personajes, un guión que incluye algo de humor y una narrativa con buen ritmo.

El drama de una catástrofe real no se sepulta en medio de códigos novelescos. En cambio, cada momento duro y cada escena dramática están bien desarrollados, bien ubicados en medio de la narrativa, agregando un ritmo que nunca deja que perdamos la atención o que nos aburramos de una situación.

Así como la tristeza está presente, los momento de esperanza están contados correctamente. Los personajes logran transmitir a través de su actuación la alegría que debieron sentir los mineros al ver pequeños rayos de luz.

Dado que este evento tomó más de 70 días en desarrollarse, el guión y la dirección saben condensar todos los momentos clave, como una fortaleza a la narrativa y a la construcción de los personajes principales.

Unos cuantos mineros

los 33

Pero alegrarnos y entristecernos por un grupo de mineros no es posible sin un buen elenco, y ‘Los 33’ lo tiene. Estos son personajes que se sienten reales, que no son un grupo de ‘personas muy buenas viviendo una situación muy mala’. Son seres humanos que responden a su entorno cultural, con sus falencias y lejos de la perfección. Esta es la clave para sentirlos cercanos y para alegrarnos por sus logros o preocuparnos por sus dificultades, incluso cuando sabemos el final de la historia.

Las actuaciones no están nada mal; de hecho, el actor colombiano Juan Pablo Raba es uno de los destacados del elenco, interpretando a uno de los mineros con mayores dificultades personales. A él se suma Antonio Banderas, que sin tener una interpretación para el Oscar, sí logra transmitir un personaje creíble.

Así, el resto de los actores, que irán tomando importancia por turnos, nunca se sentirán fuera de base, fuera de lo que deben ser: un grupo de mineros. Cada personaje tiene su pequeña historia para contar y esa variedad está bien medida, sin sobreexponerse, con un guión que sabe mostrar en pantalla con los diálogos y las tomas justas.

Cuando hay tiempo para reír

Aunque el humor ayuda a reducir la sobre explotación del drama, definitivamente el guión y la dirección de la película pudieron ubicarlo de mejor forma en varias ocasiones. A veces se siente que rompe la narrativa, que le resta fuerza a un evento que acabamos de ver en pantalla.

los 33

De hecho, sumar varios de esos momentos de humor en una sola secuencia definitivamente puede desubicar al espectador. El mejor ejemplo que viene a mi cabeza es la secuencia de ‘sueño/ilusión’ de la película, que claramente no describiré para evitar cualquier ‘spoiler’, pero cuando la vean sabrán que pudieron cortar un par de tomas y diálogos, y esa escena habría funcionado mucho mejor.

Por último, aunque el filme cumple por no dejarse hundir por ningún código novelesco, la introducción de varios personajes pudo ser mucho mejor, precisamente porque se sienten que son estereotipos.

Superando estos problemas, ‘Los 33’ es un recomendable drama, narrado correctamente, bien medido, con un ritmo que no aburre al espectador y con un grupo de personajes que no son súper hombres o ángeles en medio de la desgracia, sino seres humanos enfrentando una situación que los supera.

Personalmente fue una grata sorpresa cuando los créditos aparecieron y sentir que este drama, que pudo salir mal de muchas formas, era un buen producto para ver en pantalla grande.

los 33

PDT: En la función de prensa estaba presente uno de los mineros. Es curioso imaginar la vida de este hombre: le cae una mina encima, lo sacan de milagro luego de más de 70 días, luego una editorial saca el jugo de la tragedia con un libro, unos empresarios en Hollywood toman los derechos para sacar más jugo, Antonio Banderas es el protagonista, y este minero termina asistiendo a una función de prensa en el centro comercial Av Chile, en Colombia, respondiendo las mismas preguntas que le han hecho desde hace cinco años. Solo es curioso.

AUTOR ORIGINAL: Camilo Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.