5 problemas típicos de belleza que podrían reflejar algo más grave

Tener espinillas, puntas partidas o vello facial, son cosas por las que a veces sueles quejarte. Crees que es algo normal y que en realidad no debería alarmarte. Sin embargo, esas cosas tan sencillas, esos problemas cotidianos y típicos de belleza pueden reflejar algo más importante de lo que crees.Ante esto, siempre es importante que acudas a tu médico ante cualquier duda o síntoma extraño.Recuérdalo.

1. Cabello quebradizo

Si tienes las puntas partidas y tu cabello tiende a quebrarse constantemente, entonces se debe a que no lo cuidas como deberías y lo expones demasiado al calor o a productos químicos. El cabello reseco se debe a todo el daño que sufre con los cambios capilares. Aunque también puede deberse a problemas nutricionales, por lo que deberías ir a tu médico si sospechas que es así.

2. Muchos granos y espinillas

El acné puede resultar de grasitud en la piel, entre otras cosas. Sin embargo, otras de las posibles razones son el estrés o algunos agentes externos que puedan estar dañando tu piel e impidiendo su correcta limpieza, desde cremas hidratantes hasta productos para el cabello.

3. Vello facial demasiado grueso

El vello corporal y facial es algo completamente normal en hombres y mujeres. Sin embargo, cuando el vello es demasiado grueso puede deberse a factores cosméticos o alteraciones hormonales, por lo que tendrás que consultar con tu ginecólogo para encontrar la mejor receta para disminuir el grosor de tu vello facial.

4. Uñas débiles o pálidas

Las uñas son esa parte de tu cuerpo que puede reflejar la salud que tienes. Por ejemplo, si tus uñas tienden a ser quebradizas, probablemente se deba a que usas demasiados productos químicos que arruinan tus uñas, aunque a veces puede deberse a hipotiroidismo. En ese caso ve a tu médico. Por otro lado, si tus uñas son pálidas puede deberse a anemia y, si son amarillas, entonces puede deberse a una infección

5. Bolsas bajo los ojos

Normalmente es reflejo del cansancio o el mal dormir. Sin embargo, cuando es persistente probablemente debas preocuparte más por tus hábitos de sueño y ordenar tus horarios para que las ojeras no empeoren.

 

Autor original: Andrea Araya Moya

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.