Los 4 ejercicios infalibles para lucir unos glúteos espectaculares

Definir los músculos de los glúteos es una de las tareas más buscadas en el gimnasio.

 

Los glúteos son una de las partes del cuerpo más atractivas en ambos sexos. Es por eso que a la hora de fijar el trabajo, aquellos ejercicios que se focalizan en dicha área (junto a los abdominales) suelen ganar en preferencia, en especial para las mujeres. Siendo una de las más zonas deseadas del cuerpo, también se trata de una de las más rebeldes, ya que tiende a acumular grasa fácilmente.

Marcar y definir la silueta no es una tarea fácil, ni mucho menos rápida de alcanzar. Lograr una figura esbelta demanda constancia y disciplina en los entrenamientos, y sumar a la rutina diaria la correcta alimentación, con una dieta balanceada y equilibrada. Un cúmulo de requisitos puede «derrumbar» la actitud de los practicantes. Aún así, no es una meta imposible de alcanzar.

Estos son 4 ejercicios faciles de realizar que te ayudaran a lograr esta meta:

Patada de glúteo en polea: es un ejercicio básico para darle forma al glúteo mayor. Consiste en posicionarse frente a alguna polea con los agarres en los tobillos e impulsar el talón hacia atrás. Se debe mantener una distancia de la polea que sea prudente y sostener la cintura fija para evitar dolores lumbares posteriores al hacer el movimiento. Se pueden apoyar las manos o sostenerse con los brazos (lo que te sea mas cómodo). Lo ideal es mantener el glúteo en tensión. El peso lo eliges tu en consecuencia al trabajo que deseas hacer.

Abductores en polea: en este ejercicio nuevamente se utiliza la polea baja, aunque ahora el posicionamiento ante ésta es lateral: la pierna que queda del lado de afuera es la que realiza el movimiento de abrir y cerrar (la fuerza se hace hacia fuera). Aquí se trabaja el glúteo medio. Cuando este músculo se encuentra bien trabajado sumado a un porcentaje bajo en grasa, suele formarse una cavidad que le da un buen estilo a tus glúteos.

Estocadas caminando: tiene como finalidad desarrollar la agilidad y fuerza física, pudiendo tener un completo control del cuerpo al moverse. Con la espalda y piernas rectas, y los brazos extendidos a los costados, se avanza con un pie teniendo la vista hacia el frente, manteniendo el tronco siempre recto. Para los principiantes, las estocadas se realizan sin peso adicional, pero existen variaciones donde se utilizan mancuernas o una barra. Añadir elementos para aplicar un esfuerzo extra en los entrenamientos hará el ejercicio más efectivo.

Elevación de pelvis con barra: para su ejecución se debe comenzar colocando la espalda sobre el bando, con las rodillas flexionadas, los pies apoyados completamente y los brazos sosteniendo la barra en pronación. Luego, apuntalando el torso y presionando los talones en el piso, con los glúteos se empuja la pelvis hacia arriba, sintiendo la contracción de los mismos al final de cada movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.