Tomar la decisión de hacer un cambio, nunca es fácil. Dejar el trabajo de años, hacer las maletas y partir a otra ciudad o, más drástico aún, a