Un ya clásico experimento realizado por el zoólogo Claus Wedekind en la Universidad de Berna (Suiza) dejó claro el poder del influjo aromático. Un grupo de mujeres tenían