En la empresa se analiza la curiosa posibilidad que Corea del Norte esté detrás de los ataques. El lunes pasado un desconocido grupo de hackers llamado Guardians of Peace