Samsung Galaxy Tab S, una Tablet súper delgada y con un procesador de 8 núcleos

portada1El mercado de tabletas se sigue reinventando con la férrea idea de ofrecer al usuario mayor portabilidad, fabricando equipos livianos pero a la vez más potentes para soportar las nuevas resoluciones de alta definición.

El tema del grosor en las tablets no es un dato menor, todo lo contrario es la verdadera batalla campal del mercado portátil. Utilizando este latiguillo en forma constante, hace algunas semanas el iPad Air 2 fue presentada como la tablet más delgada del mercado debido a sus 6.1mm de grosor, un 18% menos que la Air de primera generación. Por su parte, la pantalla repite el tamaño de la generación anterior manteniéndose en las 9.7” con resolución retina (2.048×1.536 píxeles). Otras tablets súper delgadas son la Huawei MediaPad X1 con un grosor de tan sólo 7.18 mm y la Sony Xperia Z2 con solo 6.4 mm de grosor y menos de 440 gramos de peso.
Con este frente opositor, Samsung sumó su estrategia con un equipo de referencia en la línea Galaxy Tab, hablamos de la Galaxy Tab S con solo 6.6mm de grosor

Luego de su lanzamiento en nuestro país, la Samsung Galaxy Tab S pasó por el laboratorio de DattaMagazine para ser evaluada y el siguiente fue el resultado de nuestras pruebas.

Impacto Visual

El primer contacto con la Samsung Galaxy Tab S fue extraño. Recibí el equipo en un sobre de papel y recordé inmediatamente cuando Steve Jobs presentó la iPad de primera generación sacándola de un sobre de papel madera sobre el escenario. Estoy seguro de que Steve suponía que la evolución del mercado de tablets iba por el lado de la portabilidad extrema y cada lanzamiento no hace más que citar dicho preconcepto. Este equipo de Samsung cumple a rajatabla con la idea anterior dado que se trata de un equipo súper transportable. Cuando lo retiré del sobre parecía increíble que se tratase de una Tablet de 10.5” (el modelo que utilizamos para esta review) dado que su peso de poco más de 460 gramos hacía pensar que se trataba de un equipo más pequeño.

Otro apartado en el que reparé durante el trayecto a casa y llevando el equipo en mi mano es el excelente acabado en su parte posterior. Samsung ha realizado un gran trabajo de diseño sumando un acabado plástico símil metal poroso que, además, transmite plena confianza al sostener la Tablet con una sola mano dado que los poros hacen que no se deslice y termine en el piso. Para sus lomos el equipo cuenta con una fabricación en metal que combina perfectamente con la parte trasera.

Solo faltan dos cuadras para llegar a casa pero me apuro a probar la tapa que funciona como cobertor de la Galaxy Tab S. Se trata del Book Cover para el modelo de 10.5”, una funda de diseño rígida que protege la pantalla del equipo. El Book Cover es súper delgado combinando perfectamente con la propuesta de la Galaxy Tab S y se instala en la parte trasera del equipo. Para tal propósito la tableta incluye dos soportes ocultos que sirven para trabar el cobertor rígido en forma fácil con solo hacer algo de presión en dichos soportes. Está claro que, al incluir un imán, el Book Cover permite bloquear y desbloquear la pantalla del equipo con solo cerrar o abrir la tapa. Además de sumar protección, el Book Cover también suma algo de estilo gracias a su construcción en cuero sintético pudiendo ser adquirido diversos colores (blanco, marfil, bronce, rojo, azul y negro).

Colores Vivos

Ya en casa y con el equipo encendido, comencé a instalar las Apps clásicas para realizar cualquier review y la sorpresa no se hizo esperar. Una de las primeras tareas que hice fue reproducir una película en alta definición en Netflix. En dicha película pude observar en detalle la calidad de la pantalla de la Galaxy Tab S. Se trata de una pantalla Súper AMOLED que cuenta con una resolución de 2560 x 1600 (WQXGA) píxeles, 360ppp. Más allá de estas características, el equipo cuenta con una tecnología llamada Adaptive Display, una función que permite que la pantalla se adapte a las condiciones del ambiente. El equipo ajusta automáticamente la gama de colores, los tonos de blancos y contraste evitando que tengamos que forzar la vista. Además, los modos profesionales pre-definidos (AMOLED Cinema y AMOLED Photo) permiten que los usuarios ajusten manualmente los parámetros de pantalla para obtener resultados más dinámicos y brillantes tanto para ver contenido en video como para fotos. Además, esta función permite disfrutar de contenido nítido también en ambientes exteriores, incluso con luz solar directa.

La intensidad de colores se ajusta según la luz ambiente.

Siguiendo con la calidad de la pantalla de la Galaxy Tab S, durante la presentación del equipo en Nueva York JK Shin, CEO y Presidente de la División Móvil y de TI de Samsung Electronics expreso que “La tablet se está convirtiendo en un dispositivo cada vez más popular para ver y consumir contenido, lo que hace que la calidad de la imagen sea una característica clave”.

Al volver sobre mi película veo una importante coincidencia entre el propósito de los usuarios que adquieren este tipo de dispositivos y las palabras de JK Shin. Lo primero que hice con la Tablet fue reproducir una película y no creo equivocarme al decir que estos equipos han encontrado un nicho al que responden muy bien: el del entretenimiento digital.

El sonido que equipa esta tableta de Samsung tampoco pasa desapercibido y es que incluye dos parlantes (uno a cada lado de la pantalla) que proporcionan gran calidad de sonido estéreo.

Conectores y Especificaciones

Sobre su lomo, la tableta incluye el clásico conector miniUSB que sirve para pasar datos y como puerto de carga. También encuentra lugar un slot para una tarjeta MicroSD que viene genial para expandir la memoria de la Tablet, los botones para encender el equipo, subir y bajar el volumen y un Jack de 3.5 para conectar auriculares. Debajo de la pantalla se incluyen los clásicos botones para comandar el Android KitKat incluido, siendo el botón de menú el único presente en forma física dado que tanto el botón para volver un paso atrás y el que presenta opciones son totalmente táctiles.

La cámara principal incluida en la Tablet permite tomar capturas en muy buena calidad quedando en la media actual. Para esta tarea incluye un sensor de 8 MP y uno de 2 MP para su cámara frontal pensada para la realización de video llamadas.

Power Unlimited Power

Citando al emperador de Star Wars abrimos este apartado de la nota en donde nos toca decirles que la Galaxy Tab S incluye un procesador de 8 núcleos… Sí, acaba de leer bien, la nueva tableta de Samsung es más potente que el promedio de computadoras de escritorio presentes en los hogares argentinos. En rigor, se trata de un Exynos 5 Octa Core (1.9 GHz QuadCore + 1.3 GHz Quadcore) que, acompañado por 3 GB de memoria RAM, hace que ninguna aplicación, contenido o juego se resista.

La Galaxy Tab S de 10.5” incluye una batería de 7,900mAh que brinda 11 horas de uso, aunque hay que decir que se debe tener paciencia a la hora de cargarla dado que la tarea puede tomar al menos 2 horas.

Software

Como decíamos líneas arriba, la tableta incluye Android KitKat con la característica interfaz de Samsung y todas las herramientas que estamos acostumbrados a ver por aquí: Chrome, Gmail, Google Search, Maps, Play Store, Voice Search, YouTube, Google+, Hangouts, Play Books, Play Games, Play Newsstand, Play Movies & TV, Play Music, Drive, Google setting, Photos. Una buena noticia es que se incluyen apps propias de Samsung que suma una cuota de particularidad al dispositivo; entre las aplicaciones propias se destacan: ChatON, Group Play, S-Note, S Translator, Samsung Link, Scrapbook, Story Album, Video Editor, Gear Manager, Gear Fit Manager, Samsung Smart Switch, Samsung Sound, E-meeting, Kids Mode, Kids Piano (Ding Dong Tap), S-Console, Hanshow, Hancell y Hanwrite.

 

Orregol

Por favor, todos los seres vivos, de este planeta, del sol, y de las estrellas, plantas y animales, porfavor, brindenme un poco de su energia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.