El presentador Jimmy Kimmel puso a prueba a los americanos con un curioso y divertido experimento. En el famoso Las personas tenían que responder a una pregunta: ¿dónde